14 nov. 2010 | Por: Nacho

Marcas comerciales

Uno de mis temas preferidos es el origen de los nombres de las marcas comerciales. Aunque muchos no son más que el apellido de su fundador, como es el caso de Ford, Dunlop o la desaparecida Zeppelin, otros son auténticos juegos de palabras muy ingeniosos. Desgraciadamente, el topic ha sido ampliamente expuesto en Internet, así que, aparte de lo que podríais encontrar en cualquier otra web (exceptuando este maravilloso cuadro, que encontré más tarde), trataré de añadir algo único y nunca antes visto:

Alcampo: Traducción literal del nombre primigenio, Auchan (del francés haut champ: alto campo).


Amazon.com: Sus creadores querían un nombre que empezase por «a», ya que así saldría en los primeros puestos en los buscadores web. Escogieron Amazon (Amazonas) por ser el río más ancho del mundo, superando diez veces la anchura del competidor inmediato. Como curiosidad adicional, fue la primera compañía registrada oficialmente con la coletilla .com.


Apple: Steve Jobs decidió vender ordenadores con el nombre de esta fruta en homenaje a la casa discográfica de The Beatles, que se llamaba de la misma manera. De hecho, Macintosh es una variedad de manzana californiana.

Aspirina: Formado por la palabra spir  (en alemán, ácido salicílico) más el prefijo a  y el  sufijo germánico (y, por tanto, inglés) in.

Audi: Traducción del apellido alemán de August Horch, diseñador de coches, al latín, con el significado de escuchar.

Banesto: Acrónimo de Banco Español de Crédito.


Barbie: La idea de la famosa muñeca surgió cuando Ruth Handlers, viendo jugar a su hija Bárbara con muñecas recortables de papel, decidió llevar a cabo su ambicioso proyecto, que tomó el nombre en diminutivo de su hija.

Bic: Antes llamada BITCH (en inglés, perra), se hubieron de eliminar dos letras para evitar que los yanquis la pronunciaran tal cual.

Bluetooth: Esta tecnología de procedencia nórdica toma su nombre del rey Harald, segundo monarca de Jutlandia y unificador de Dinamarca y Noruega, más conocido como Harald Blatand,  traducido al inglés como Bluetooth (diente azul), aunque se cree que su significado original responde más bien a la idea de  "gran hombre de piel oscura".


Bridgestone: Traducción al inglés del apellido de los fundadores, la familia Ishibashi (puente de piedra), con un intencionado parecido a Firestone, empresa adquirida por esta empresa japonesa.


Budweiser: La famosa cerveza toma su nombre de la recóndita aldea alemana de Budweis, donde el americano Carl Conrad descubrió una cerveza  de excepcional aroma y sabor.


Carrefour: Palabra francesa que significa cruce de caminos, pues lo que precisamente pretende todo hipermercado es que en él confluyan los caminos de todos los potenciales clientes. Como curiosidad, el imagotipo es en realidad una «C». Para más curiosidades por el estilo, consultad Noticias que pensar.


Caprabo: Acrónimo de los apellidos de los catalanes Pere Carbó, Jaume Prat y Josep Botet, fundadores de la empresa.


CCC: Siglas de Centro para la Cultura y el Conocimiento.


Ceac: La empresa empezó impartiendo un curso por correspondencia para ingresar en Escuelas de Aparejadores, de ahí sus siglas: Centro de Estudios de Aparejadores por Correspondencia.

Chips Ahoy!: Juego de palabras con el término chip (en inglés, pepita, por los trozos de chocolate) y la famosa frase "Ships ahoy!" ("¡Barco a la vista!").
 
Chupa Chups: Enric Bernat registró este caramelo con el nombre de Chups, pero la primera campaña radiofónica, al repetir “Chupa, chupa el chupa Chups” provocó que el mercado comenzara a denominarlo así, razón por la cual acabó recibiendo ese nombre. El logo, por cierto, es creación del magnífico Salvador Dalí.

Cisco: Aféresis del nombre de la ciudad natal de los dos fundadores: San Francisco. Por eso, el símbolo de la empresa es el puente Golden Gate.


Coca-Cola: Elaborada a partir de hojas de coca y de extracto de nuez de cola, esta bebida no alcohólica comenzó a gozar de gran popularidad por su agradable sabor y sus virtudes euforizantes.



Coronita: El Grupo Modelo de México, empresa fundada por emigrantes leoneses, eligió el nombre de Coronita en España para su cerveza porque el nombre de Corona (en referencia a León) ya estaba registrado.

Danone: El nombre de esta empresa deriva del nombre del hijo de su fundador, Isaac Carasso: Daniel. Hay quien dice incluso que el nombre de la marca procede de la adición de la palabra inglesa one a este nombre.

Delaviuda: Esta compañía de dulces comenzó de la mano del artesano Manuel López, tras cuya muerte su mujer, María Rojas, se tuvo que hacer cargo del negocio. La fama de sus productos hizo que se les comenzara a conocer como “Los de la viuda”, lo que al final le dio el nombre definitivo.

Dulciora: Tan simple como parece: del latín dulcis en grado superlativo neutro, esto es, lo más dulce.



Dunkin' Donuts: Evoca, literalmente en inglés, la rutina matutina estadounidense de mojar el bollo (dunk the doughnut) en el café.



eBay: Abreviatura de East Bay, uno de los distritos de San Francisco.


Endemol: Unión de los apellidos del empresario de producciones John de Mol y su acérrimo rival, el empresario teatral Joop van den Ende.


Eroski: Contracción de las palabras comprar (erosi) y lugar (toki) en euskera. Así, Eroski sería el lugar donde se puede comprar.


Freixenet: Nombre derivado del de la finca de fresnos Freixenada, perteneciente a la familiar Ferrer, dueña de la empresa.


Google: Este buscador recibe el nombre del término con que el matemático Eduard Kasner definió el número 10100: googol (en español, gúgol). Sin embargo, debido a un error al registrar dicho nombre, al final quedó registrado con el actual.

  
Häagen-Dazs: Curiosamente, uno de los nombres más complicados de marcas comerciales, del que cualquiera esperaría que tuviera una traducción exacta, no tiene origen alguno, ya que es una palabra inventada bajo las convenciones del idioma noruego.

Harley Davidson: La mítica moto de Elvis Presley y Marlon Brando nació en un taller de Milwaukee de la mano de los veinteañeros William S. Harley y Arthur Davidson, cuyos apellidos dieron nombre a la marca.

Helios: En griego antiguo, sol, como el que presumiblemente reciben los productos de esta empresa.


Hennes & Mauritz (H&M): El sueco Erling Persson abrió una tienda de ropa a bajos precios sólo para mujeres, llamada Hennes (en sueco, “para ella”). Cuando Mauritz Widforss adquirió la empresa, ésta pasó a denominarse Hennes & Mauritz. Curiosamente, a partir de ese momento, la tienda amplió su oferta también al público masculino, de tal modo que en español las siglas podrían interpretarse como Hombre & Mujer.

Heno de Pravia: La historia de la marca y de su nombre comenzó con un viaje de Salvador Echeandía Gal a Asturias, donde se pierde y queda literalmente prendado del aroma que deja el heno recién cortado en el pueblo de Pravia., razón por la cual trató de captar ese perfume y la textura y color del heno en sus productos.


Ikea: La empresa fue fundada en una de las regiones más pobres de Suecia por Ingvar Kamprad, nacido en la ciudad de Elmtaryd Agunaryd, cuando sólo tenía 17 años. El nombre procede de las iniciales de su nombre y apellido (IK) y las de su lugar de origen (EA).


Intel: Intel nació de la mano de Gordon Moore y Robert Noyle. El nombre original iba a ser Moore-Noyce, pero, en vista de que en inglés sonaba muy parecido a "más ruido" (more noise), se decantaron por la abreviatura de Integrated Electronics.

Jacuzzi: Dada la necesidad de un familiar de recibir tratamientos diarios de hidroterapia, los siete hermanos italianos Jacuzzi, que vendían bombas de agua para las granjas, construyeron una bomba sumergible para bañeras que, como sabemos, tuvo un éxito brutal que ha perdurado hasta nuestros días.


James Bond: Técnicamente, no es una empresa, pero la saga al completo sí podría comsiderarse toda una franquicia, creada por Ian Fleming con el nombre de un ornitólogo americano al cual admiraba.

  
(Bitter) Kas: Este nombre se compone de la primera letra del apellido de la familia Knörr, antiguos dueños de la empresa, más el nombre de la desaparecida embotelladora vitoriana de gaseosas El As, aunque, casualmente, cas designa a un fruto usado para fabricar refresco. Anteriormente, se anteponía la palabra bitter (glacial) en referencia a lo refrescante de la bebida.

Kelme: Aféresis del apellido del fundador, Francisco Riquelme.


Kleenex: El término Kleenex procede de la palabra inglesa clean (limpiar), a la que se le añadió la «k» de Kimberley-Clark y la terminación ex para señalar que formaba parte de la familia Kotex.

Kodak: George Eastman, fundador de la empresa, quería que el nombre su empresa comenzase o terminase con la letra «k», su preferida por su fuerza. Tras diversas combinaciones, el resultado final fue el que conocemos.

Kukuxumusu: En euskera, beso (musu) de pulga (kukuxu). El objetivo de los creadores era contravenir las indicaciones para crear un buen nombre comercial, de modo que escogieron una expresión difícil, diferente, sonora y divertida que expresara un aspecto de la naturaleza en su idioma natal.

Lacasitos: Diminutivo sustantivado de Lacasa, nombre de la empresa.

Lego: El danés Ole Kirk Christiansen comenzó a construir artículos de madera, entre ellos juguetes, a los que dio el nombre Lego por la expresión "Leg godt" (jugar bien).


Levi’s: Probablemente, una de las marcas comerciales cuyo nombre más personas saben de dónde procede: del nombre de su creador, Levi Strauss.


LG: Siglas de Life's good (la vida es buena).


Linux: Este sistema operativo informático se llama así por su primer desarrollador, Linus Torvald, con un cambio de la «s» por una «x» en honor al sistema operativo Unix.


Lois: Los fabricantes españoles de esta ropa vaquera pretendieron darle un toque francés a la denominación de su marca. Pensando que Lois era la traducción del nombre masculino Luis, escogieron dicho nombre, a pesar de que en realidad debería haberse llamado Louis.

Lucky Strike: Su creador, el doctor R.A. Patterson, asoció su tabaco con los buscadores de oro californianos. De ahí surgió el nombre de Lucky Strike (literalmente, golpe de suerte).


Mango: Isak Andic buscaba un nombre con gancho, fácil de recordar y que, además, sonara prácticamente igual en cualquier idioma. Parecía imposible, hasta que el empresario se acordó de un viaje a Filipinas, donde había probado el mango por primera vez y le había impactado enormemente, razón por la cual escogió ese nombre para su empresa.


María: Esta marca de las galletas más famosas es el nombre de la nieta del fundador de la empresa, Eugenio Fontaneda (huelga decir qué otra marca, propiedad de María, procede de este apellido).

Mercadona: En italiano, mercado de la mujer.



Mercedes: El nombre de estos coches corresponde a una niña vienesa, hija del comerciante y cónsul general Emil Jellinek, entusiasta del incipiente automovilismo de principios del siglo XX.

Mercromina: En realidad, no es otra cosa que una forma derivada de la solución mercurio-cromo.

Miko: El fundador de esta empresa, de procedencia española, le puso el nombre del perro de su vecino. En la actualidad, se la conoce como Frigo (del latín frigidus: frío).

Minute Maid: A pesar de significar sirvienta, la palabra inglesa maid se utiliza por similitud a made (hecho), de modo que la traducción sería hecho al minuto o hecho al momento, pues se pretende dar la impresión de que el zumo sabe igual que recién exprimido.

Motorola: Paul Galvin fundó una empresa para fabricar radios de coches adaptando las radios de la época, conocidas como vitrolas. Galvin llamó a su radio Motorola, fusión de las palabras motor y vitrola. Más tarde comenzaría a fabricar teléfonos móviles.

Napster: Mote infantil que se le solía dar al fundador de esta pionera de la piratería musical, Shawn Fanning.


Navidul: Acrónimo de natural, viejo y dulce.


Netscape: Derivación de lanscape (paisaje) con el prefijo net, significando algo así como paisaje de Internet.

Nike: Niké es la diosa griega de la victoria en la cultura clásica griega, concepto aquél usualmente aludido por cualquier marca deportiva.

Nivea: Del término latino nivis (nieve), ya que su níveo color recuerda a ésta. 

Nokia: A orillas del río Nokia (Finlandia) nació una empresa de pasta de papel fundada por Fredrik Idestam. Años después, esta compañía se convertiría en una de telecomunicaciones de las más famosas.


Panda: El nombre de esta empresa dedicada al desarrollo de sistemas antivirus procede del grupo de amigos que la iniciaron. Una “panda” de amigos.

Pepsi-Cola: Ingredientes principales de la receta: pepsina y nuez de cola.


Pikolín: Adaptación de la palabra italiana piccolino (pequeño, agradable, coqueto), propuesta por un amigo italiano del director de la empresa.


Pizza Hut: En inglés, viene a significar la choza de las pizzas (pizzas' hut), ya que la primera tienda se parecía a una choza.

Pryca: Acrónimo de Precio y Calidad.


Pull & Bear: En inglés, tira (pull) y aguanta (bear).

Ray-Ban: Literalmente, prohibido el rayo, ya que estas gafas de sol fueron las primeras en eliminar los rayos UVA e infrarrojos.

Scalextric: El empresario británico Fred Francis fabricó unos cochecitos de hojalata que funcionaban con una maquinaria a cuerda de reloj denominados scalex. Con la incorporación de la alimentación eléctrica, nacieron los actuales scalextric (scalex + electric) y el nombre de la marca.

Scottex: Formado a partir del nombre original del grupo, Kotex.


Sony: En referencia a la canción Sonny boy y a que sonus significa sonido en latín.


Sun: Siglas de Stanford University Network.


Talgo: Iniciales de tren articulado ligero Goicochea-Oriol. Alejandro Goicochea fue el ingeniero y José Luis de Oriol, el empresario que aportó el dinero.

Tampax: Abreviatura de tampon-vaginal pack.


Toyota: Kiichiro Toyoda, creador de la empresa, hubo de cambiar la «d» de su apellido por una «t» para facilitar su pronunciación.


Timberland: Literalmente, la tierra del timber, siendo el timber una madera propia de New Hampshire (EEUU), sede de la empresa. Esto explica que su símbolo sea la imagen de una encina.


Trivial Pursuit: En inglés, actividad trivial. Su origen se remonta a los años '80, cuando dos periodistas canadienses discutían acerca de quién sabía más sobre cuestiones triviales de distintas disciplinas. La discusión culminó con la creación del famoso juego.


Tupperware: Fusión del apellido del creador, Earl Silas Tupper, y de la palabra inglesa ware (conjunto de útiles).

Twingo: Renault movilizó a sus creativos para dar nombre a un nuevo coche. Se hizo una lista con diferentes tipos de baile y después combinaron el principio y el final de dos palabras. Así nació Twingo, de la contracción de twist y de tango.

Valor: Nombre que utilizaban los clientes originales de la empresa emergente para designar a estos chocolates, en parte por su calidad, en parte por su cercanía con el nombre del artesano, Valeriano López.

Vaselina: Derivado de la palabra alemana Wasser (agua) y del griego elaion (aceite de oliva).

Vespa: En italiano, avispa, ya que esta moto recuerda a dicho animal.


Vick’s Vaporub: Fusión de Vick, apellido del creador, vapo (de vapor) y  rub (en inglés, frotar, ya que este producto se frota en el cuerpo).

Victoria's Secret: Nombre procedente del de la mujer del fundador, que un día quiso regalar lencería a su mujer y encontró bastantes problemas debido al tabú que parecía suponer, lo cual le animó a embarcarse en la aventura empresarial.

Virgin: Nombre escogido ante la virginidad de los creadores en el mundo de los negocios.

Wheaties: Diminutivo de wheat (trigo), propuesto por Jane Bausman, esposa de un ejecutivo de la empresa productora, en un concurso patrocinado por la marca, ya que pensaba que "no hay nada más simpático que un diminutivo".

Yahoo!: Según Yang, imagen pública de la compañía, y Filo este nombre fue elegido porque los creadores se consideraban a sí mismos un par de brutos o patanes (en inglés, yahoo).


Zara: Improvisación de Amancio Ortega ante el Registro de Patentes y Marcas cuando su primera opción, Zorba, resultó estar cogida.


Zippo: Homenaje a un invento de la época: la cremallera (en inglés, zipper)


FUENTES COMPLEMENTARIAS: ION LITIO, AHORA YA SABES

1 opiniones:

Pablo Alejandro Macías Torres dijo...

¡Muy interesante!
Definitivamente al hacer un análisis de las marcas más famosas podemos encontrar bastantes curiosidades que se ocultan tras los nombres o las imágenes de aquellos productos o servicios que consumimos a diario.

Publicar un comentario